nuevos artículos

29.9.13

POLICIAS EN BICI



La bicicleta policial viste mucho. Eso es lo que parecen pensar los guionistas y productores de cine y televisión. Ejemplo de ello son las 5 temporadas y más de 100 episodios de “Pacific Blue”, serie que relata el día a día de los agentes de policía de Santa Mónica (California), combatiendo el crimen a lomos de sus bicicletas de servicio.)

Esta nueva moda policial, se ha extendido también por nuestra piel de toro, y así, cuerpos de policía local como el de “El Puerto de Santa María en Cadiz” ( hay otros muchos ejemplos) estrenaron al calor del verano sus nuevas unidades de bicicletas.

Los argumentos que avalaban este nuevo descubrimiento en el patrullaje policial eran que en bicicleta se puede acceder sin problemas a lugares donde no llegan los coches, además,  de ser un medio de transporte barato, necesitar menos mantenimiento , no contaminar el medio ambiente   y ayudar a mantener en forma a los policías.

Londres, también se sumó a esta nueva iniciativa, propia del siglo XXI, en base a que reportaba muchas ventajas:

1- la intervención de los agentes resulta particularmente eficaz

2-la imagen de la policía mejora notablemante en un entorno de proximidad y buena convivencia

3- los agentes se pueden desplazar por todas partes, respetando el entorno y con unos costes sin competencia

4- su presencia sobre el terreno al circular en bicicleta les proporciona un conocimiento de primera mano de la problemática ciclista y les permite sugerir medidas a tomar para mejorar sus desplazamientos y su seguridad

5- ademas de las misiones habituales de policía de proximidad o de patrulla, estos agentes pueden realizar otras específicas como el acompañamiento de grupos de ciclistas (acompañar a los niños a la escuela) o salidas en bici en el entorno escolar.

Habíamos descubierto la pólvora.....

Pero en realidad no hay nada nuevo bajo el sol. Las nuevas ideas no son tan nuevas y como suelen decir nuestros mayores, todo es cíclico y se repite a lo largo del tiempo.

Parece que razón no les falta, al menos en lo que se refiere al tema de los policías y las bicicletas. Y a modo de ejemplo os citamos el caso de la policía municipal de Bilbao, que a mediados del siglo pasado ya contaba con una unidad de 50 agentes en bici distribuidos en turnos de mañana, tarde y noche. Las bicicletas policiales bilbainas eran de la marca “Orbea”, “Onen” y “BH”.

Al terminar el servicio, los policías municipales de Bilbao, depositaban las bicicletas en su comisaría de distrito, excepto aquellas que necesitaban una revisión que eran enviadas al garaje del Ayuntamiento, dónde el equipo de mantenimiento ( formado por tres agentes) se encargaban de su puesta a punto.

El equipo de mantenimiento, además de reparar las bicicletas, realizaba otros trabajos similares en las comisarías: albañilería, fontanería, electricidad, etc...
Este equipo sigue funcionando a día de hoy. Consta como el de entonces de tres agentes y se le conoce coloquialmente como “Los KojaK”. 

Esto demuestra que lo que funciona es mejor mantenerlo , y que los experimentos, a ser posible,  “solo con gaseosa”.

En la imagen, una fotografía de la unidad de bicicletas de la policía municipal de Bilbao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario