nuevos artículos

31.8.12

Traslado de testigos ( parte 1)


Traslado de testigos ( parte 1)
Hay casos en los que no supone ningún problema que el testigo se desplace por sus propios medios hasta el juzgado, pero hay otros en los cuales resulta preceptivo un acompañamiento policial. Así pasa, por ejemplo, cuando la persona se halla bajo algún tipo de amenaza si acude y reconoce al responsable del delito, o cuando se prevea en ella un cierto temor o nerviosismo ante el acto procesal que pueda afectar a su resultado final. http://www.insigniaonline.es/

De cualquier modo siempre es bueno acompañarle, y una de las razones que más lo justifican es que con ello se salva cualquier encuentro casual, en la puerta del juzgado o sus cercanías, con el sospechoso si no estuviese detenido o con los figurantes. Encuentro que por una desorientación del testigo es bien fácil de producirse incluso en el propio edificio judicial, sobre todo si se trata de un gran inmueble con abundantes oficinas y departamentos. El traslado del testigo por los investigadores no finaliza en la puerta del juzgado ni, tampoco, con su presentación a los funcionarios del órgano judicial, si no que ha de extenderse, como poco, hasta dejarle en una antecámara previa a la sala de reconocimientos, cuidando de que no coincida allí con ningún otro testigo del mismo asunto. http://www.insigniaonline.es/fabricacionplacas.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario