nuevos artículos

29.6.12

BUSCANDO BOMBAS TRAMPA EN LOS VEHICULOS

http://www.insigniaonline.es/
La búsqueda de bombas trampa dentro de los vehículos entra dentro del concepto de lo que son las medidas de autoprotección, y entre ellas está la llamada revisión de seguridad del vehículo, la cual consiste en lo siguiente:

-Observar que las alarmas siguen conectadas.

-Comprobar que las cerraduras no estén manipuladas o forzadas, incluida la del maletero, pero con especial atención a la del copiloto. Hacer Lo mismo con el contorno de las puertas y del maletero, cerciorándose de que no haya algún trozo de cello o cinta adhesiva pegada y que pudiera tener el mismo color que el del coche.

-Precaución con cualquier cuerda fina o sedal, generalmente algo tensa, que se observe por las juntas de las puertas o las del maletero, o bien por la zona de las ruedas.

-Antes de abrir la puerta y entrar hay que mirar el interior por si hubiera dentro algún objeto extraño, cables sueltos, cambios de situación en los objetos dejados, etc. Hay bombas que pueden verse desde fuera cuando las han colocado debajo de los asientos.

-Inspeccionar los pasos de rueda, los bajos y sus huecos. Si a simple vista no se aprecian bien, usar una linterna de ayuda o un espejo para ver las partes más difíciles. En estos lugares suelen colocarse artefactos explosivos, los cuales se sujetan mediante imanes, bridas, traviesas fijadas al tubo de escape o pulpos elásticos amarrados a un punto propicio. También suelen dejarse mochilas, bolsas o paquetes bajo el coche y que pueden accionar con un mando a distancia.

-En el habitáculo del motor rara vez se han colocado artefactos, por lo que no es totalmente necesario mirar ahí.

-El interior se revisa empezando por el habitáculo del conductor, mirando bajo su asiento. Una vez hecho esto no hay que cerrar la puerta, dejarla entreabierta, pues la vibración producida al cerrarla puede activar una bomba aún no localizada. Repetir esta operación con todas las puertas y el maletero.

-Revisar el interior del maletero y verificar que no haya objetos extraños o que no pertenezcan al vehículo.

-Como al abandonar el vehículo se dejó la guantera cerrada con llave, comprobar ahora el estado de la cerradura y de los bordes de la portezuela, buscando cualquier signo de manipulación o forzamiento. Nunca abrirla si algo de esto es perceptible.

-En caso de localizar un objeto sospechoso nunca se debe tocar ni manipular, ya que el sistema de ignición puede ser muy sensible.

Hay que tener en cuenta que en el interior de los garajes es más fácil introducir una bomba, ya que allí hay menos gente que en la calle y, por ello, es más difícil descubrir a los agresores cuando están colocando o introduciendo el artefacto explosivo. (http://www.insigniaonline.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario