nuevos artículos

31.1.12

ESCOLTAS Y PROTECCIONES

www.insigniaonline.es
Durante muchos años, quienes contaban con alguna clase de escolta eran siempre personalidades relevantes de la política, de las Fuerzas Armadas o de las grandes empresas privadas. Prácticamente, no existía nadie más en nuestra sociedad que dispusiera de un servicio de protección personal equiparable al de una escolta profesional.
Sin embargo, los cambios socio-delincuenciales de los últimos años han obligado a ir extendiendo esta clase de protección hacia otras personas socialmente menos importantes, pero que sufren alguna clase de amenaza real y se hallan en una situación de riesgo. Dos ejemplos ilustran perfectamente esta evolución: las escoltas que se vienen proporcionando a numerosos concejales amenazados por ETA en Ayuntamientos de pequeños y grandes municipios, y las que se prestan a las mujeres, hijos, padres y demás miembros de cualquier familia en la que alguno de ellos es víctima de la violencia doméstica y de género.
También el ordenamiento jurídico se ha visto afectado por este fenómeno evolutivo, creándose o modificándose a tal efecto diversas normativas legales. De este modo, la Ley 19/1994 de 23 de Diciembre de Protección a Testigos y Peritos, la Ley 35/1995 de 11 de Diciembre de Ayudas y Asistencia a las Víctimas de Delitos Violentos y Contra la Libertad Sexual, así como la Ley 27/2003 de 31 de Julio Reguladora de la Orden de Protección a las Víctimas de Violencia Doméstica y de Género, recogen en su articulado la adopción de medidas de seguridad o escolta en favor de estas personas. Igualmente, la Ley 14/2000 del 29 de diciembre, modifica a su vez la Ley 23/1992 de Seguridad Privada para que los escoltas privados puedan proteger, cuando las circunstancias lo determinen y previa autorización de la Secretaría de Estado para la Seguridad, a quienes ostenten la condición de autoridades públicas, cosa que hasta entonces se hallaba reservada en exclusiva a los cuerpos policiales.
Esos cambios socio-delincuenciales han obligado, también, a evolucionar hacia una mejor metodología en las técnicas de actuación de los escoltas, desarrolladas en virtud del fuerte aumento en la oferta y la demanda de cursos especializados que las academias policiales y las de seguridad privada vienen dando desde hace algunos años; y al descubrimiento de nuevos equipos tecnológicos que antes no existían, tales como inhibidores de frecuencia, inhibidores de telefonía móvil, perturbadores de barrido y de barrera, blindajes de vehículos, chalecos ligeros antibalas, etc. Con todo ello se ha logrado alcanzar una mayor calidad en los servicios de protección prestados.
Toda esta significativa evolución, sin duda, ha venido a incrementar en gran medida el protagonismo de esta especialidad de la investigación operativa que, como sabemos, se halla encuadrada dentro de la investigación criminal, y ha modificado el concepto que hasta ahora se tenía de las escoltas haciéndolo mucho más amplio. Tal amplitud se traduce fundamentalmente en dos cosas: que hoy en día cualquier persona sometida a una amenaza real y grave puede y debe ser protegida mediante un servicio de esta clase, y que un escolta ya no es un simple acompañante del sujeto protegido.

30.1.12

MOMENTOS CLAVE EN LA HISTORIA DE LA POLICIA ESPAÑOLA

www.insigniaonline.es

AÑO 1348: Aparece la figura del Corregidor
-Se extenderá más tarde por todo el territorio nacional
-Durará 500 años
AÑO 1534: Creación del ejército permanente (Ordenanza de Génova)
-Con su presencia incrementará su papel policial
AÑO 1721: Unificación de las Escuadras Catalanas en los Mossos d'Esquadra
-Nacimiento de la policía moderna
AÑO 1759: Carlos III decide extender las Escuadras a todo el país
-Protagonismo policial a nivel nacional de la familia Veciana
AÑO 1766: Motín del Esquilache
-Acentuación del papel policial del ejército
AÑO 1812: Constitución de Cádiz
-Primeras competencias policiales a los Ayuntamientos
-Creación de la Milicia Nacional
AÑO 1824: Creación de la Superintendencia General de Policía del Reino
-Nacimiento de la policía estatal civil (Policía del Reino)
AÑO 1827: Revolución absolutista de los agraviados
-Freno al desarrollo de la Policía del Reino
AÑO 1843: Comienzan a crearse en las ciudades las primeras Policías Locales
AÑO 1844: Creación de la Guardia Civil
-Inicio del declive de las Escuadras y la Milicia Nacional
-Nuevo freno al desarrollo de una policía civil
AÑO 1869: Cuarta Constitución Española
-Separación de las funciones policiales y las judiciales
AÑO 1877: Creación del Cuerpo de Seguridad y del Cuerpo de Vigilancia
-Nacimiento del modelo policial para las ciudades
AÑO 1887: Comienzan a extenderse el Cuerpo de Seguridad y el de Vigilancia
AÑO 1932: Creación de la Guardia de Asalto en el Cuerpo de Seguridad
-Surgen los primeros especialistas en antidisturbios
-Inicio de la sustitución del sable por la defensa de goma
AÑO 1933: Traspaso de competencias policiales a la Generalitat
-Nacimiento de la primera Policía Autónoma
AÑO 1939: Supresión de las Policías Autónomas y de algunas Escuadras.
AÑO 1940: Reforma de la Guardia Civil
-Mayor militarización e impulso de la Benemérita
AÑO 1941: Creación de la Policía Armada y de Tráfico y del Cuerpo General de Policía
-Continuación del modelo policial urbano de 1877
-Decadencia de las Policías Locales
AÑO 1981: Reaparición de la Ertzaintza
-Comienzo del resurgimiento de las Policías Autónomas
AÑO 1982: Impulso de las Policías Locales del País Vasco
-Inicio del desarrollo de las Policías Locales
AÑO 1986: Creación del Cuerpo Nacional de Policía
-Fusión de la Policía Nacional y el Cuerpo Superior de Policía (nombres adoptados en 1978 procedentes de la Policía Armada y del Cuerpo General de Policía respectivamente)
-Fin de la militarización de la Policía Nacional
-Final del modelo de policía urbana de 1877
AÑO 1991: Aparición de la Policía Autónoma de Galicia
-Comienzo de la ampliación del número de Policías Autónomas
AÑO 1994: Final del despliegue territorial de la Ertzaintza
-Primera consolidación de una Policía Autónoma

 

29.1.12

EUROPOL

www.insigniaonline.es
insignias profesionales
-Europol: En la cumbre europea de Jefes de Estado de Luxemburgo del año 1991 se decidió crear una europolicía para coadyuvar en la lucha contra la delincuencia organizada en el viejo continente. Este proyecto chocaba con la existencia de Interpol, con funciones muy parecidas a las de la nueva organización que se pretendía crear, pero mientras que aquella era y es un órgano de carácter mundial y sin competencias operativas, lo que se pretendía con esa europolicía era circunscribirla a los países de la Unión Europea y dotarla, además, con ciertas funciones de autoridad sobre los cuerpos policiales competentes operativamente en cada Estado, así como unificar con ella objetivos y estrategias policiales comunes. Igualmente, existía la pretensión de centrarla de manera especial en el tráfico de drogas y el terrorismo, los dos delitos que más preocupaban a las sociedades occidentales.


Había también un argumento que parecía reforzar la idea de creación de Europol, cual era el de aumentar la seguridad por la supresión de las fronteras en los países de la Unión Europea, supresión prevista en virtud del acuerdo de Schengen y su convenio de aplicación.

Siguiendo las directrices expuestas, poco a poco los trámites para la creación de Europol fueron superándose en cada país durante la primera mitad de la década de los años 90. La Oficina Europea de Europol se ubicó en la ciudad holandesa de La Haya, en donde se puso en funcionamiento un sistema informático central (Europol Computer System) que almacena datos sobre información policial aportada por los Estados miembros relativa al tráfico de estupefacientes, personas desaparecidas, vehículos robados, etc. Aunque Europol comenzó su actividad a principios de Enero del año 1994, en realidad es en el verano de 1999 cuando se puede decir que lo hizo de forma definitiva.

El presupuesto anual ronda los 50 millones de euros y su plantilla se acerca a las 500 personas, distribuidas por los distintos países de la Unión Europea. La estructura de gobierno de Europol es la siguiente:

-Consejo de Administración: Cada país asociado tiene un representante en él.

-Director: Lo nombra y lo cesa el Consejo de Administración. Es un cargo con una duración de cuatro años.

-Interventor: Ha de ser nombrado también por el Consejo y de forma unánime.

-Comité Presupuestario: Lo forma un representante de cada país.

En la actualidad las misiones que tiene encomendadas es la prestar apoyo, en los términos descritos, para la prevención y la persecución del tráfico de drogas, la inmigración ilegal, el terrorismo, la falsificación de moneda, el tráfico de seres humanos, la pornografía infantil y el tráfico de vehículos robados.

28.1.12

INTERPOL

www.insigniaonline.es
INSIGNIAS PROFESIONALES
-Interpol: Es la más antigua de las dos y fue creada en el año 1923 para facilitar la cooperación entre los distintos países de los cinco continentes en la lucha contra el crimen. Su ámbito de actuación es todo el mundo y en la actualidad cuenta con 182 Estados miembros.
Su sede se encuentra en la ciudad francesa de Lyón, pero tiene además cinco Oficinas Regionales y una de enlace en otros países, utilizando cuatro lenguas oficiales; inglés, francés, español y árabe.

La finalidad de Interpol es la de proporcionar a las policías de sus países miembros toda la información y datos necesarios para perseguir los delitos. Igualmente, también se encarga de difundir mensajes de interés policial sobre personas reclamadas por la justicia, personas desaparecidas, cadáveres sin identificar y delincuentes peligrosos que puedan estar en un territorio. Es un instrumento de intercambio rápido de información policial entre sus Estados asociados. No tiene, por tanto, funciones operativas propias, las cuales recaen sobre la fuerza policial competente de cada país.

Resulta obvio, teniendo en cuenta su finalidad, la importancia que tiene un sistema eficaz de comunicaciones para transmitir los datos solicitados dentro de un plazo de tiempo útil. También resulta esencial la capacidad que han de tener sus bases de datos para relacionar a personas, vehículos, empresas, armas, etc., a fin de descubrir vínculos comunes entre sí.
Con un presupuesto anual de más de 30 millones de euros, la estructura de Interpol se articula del siguiente modo:

-Asamblea General: Es el estamento de gobierno de la institución y se reúne una vez al año. Está compuesto por delegados de cada país miembro.

-Comité Ejecutivo: Compuesto por un presidente y varios delegados elegidos por la Asamblea General, encargándose de ejecutar lo aprobado por esta.

-Secretaría General: Es un órgano de supervisión del trabajo que lleva a cabo Interpol

-Oficinas Centrales Nacionales: Cada Estado miembro dispone de una de estas Oficinas como lugar de contacto para desarrollar el intercambio de información.

27.1.12

ORGANOS INTERNACIONALES DE POLICIA

www.insigniaonline.es

POLOS BORDADOS POLICIALES DE ALTA CALIDAD
Aunque no son cuerpos policiales propiamente dichos ni pertenecen a ningún país en particular y, por lo tanto, no son objeto de atención en la policía comparada, sí merece la pena detenerse un poco en ellos para comprender la interacción que tienen con los cuerpos y los sistemas policiales.
Conviene aclarar que son las policías pertenecientes a las Administraciones Centrales quienes enlazan y gestionan estos órganos, aunque parece que en un futuro quizá se dé cierto margen de actuación a las policías de nivel autonómico o regional, tal y como insistentemente vienen pidiendo en los últimos años algunas de ellas.
Dos son los órganos internacionales de policía vigentes hoy en día: Interpol y Europol. Vamos a ver qué son exactamente cada uno de ellos en próximos post.

26.1.12

MODELOS POLICIALES INTERNACIONALES (SEGUNDA PARTE)

www.insigniaonline.es
Es difícil encontrar modelos monocorporales y pluralistas en estado puro, pues a menudo hay en ellos algún aspecto que no se cumple para considerarlos de esa manera. En efecto, algunos de los comprendidos en el supuesto monocorporal no abarcan a las policías específicas y en los casos donde el único cuerpo proceda de unificaciones previas de varios, estos, en la práctica, intervienen de modo casi independiente. Por su parte, los modelos pluralistas presentan frecuentes desequilibrios en el protagonismo policial asignado a los diferentes cuerpos, de forma que mientras una policía actúa de manera integral hay otras que no juegan ningún papel relevante en la seguridad interna, con lo que realmente casi puede hablarse de un cuerpo único.

-En la mayor parte de los modelos la labor de policía judicial es desarrollada principalmente por la del tipo funcional, siendo pocas las naciones que han establecido cuerpos expresos de policía judicial adscrita a las órdenes directas de jueces y fiscales, y las que así lo han hecho han optado por que esa fuerza policial no dependa orgánicamente de los jueces, sino de la Administración Central del Estado en una especie de búsqueda de equilibrio entre el poder judicial y el poder ejecutivo por el control de la policía judicial. No se atisba para un futuro un cambio en esta situación que, muy posiblemente, seguirá siendo la misma.
-El reclutamiento y la carrera policial siguen un proceso parecido en todos los modelos. Para presentarse como aspirante hay que tener una estatura mínima, una edad fijada dentro de unos límites y unos estudios generalmente no muy elevados. Las pruebas selectivas más comunes son culturales, físicas y psicotécnicas. Superada la oposición se debe aprobar un curso en una academia policial, que no suele ser inferior a los seis meses, seguido de un periodo de prácticas en la calle durante uno o varios años. Para ascender hay que tener una cierta antigüedad en el puesto anterior, así como superar un curso y unas prácticas por cada grado ascendido. Hay modelos donde el ingreso dentro de la policía solo puede hacerse desde la base y otros que facultan el acceso directo a los puestos de mando a quienes posean determinados estudios superiores.

Esta cuestión, a menudo polémica entre los profesionales, tiene un lado positivo ya que de ese modo se persuade a los licenciados y diplomados universitarios a entrar en la policía, con lo cual esta se abre más al conjunto de la sociedad ayudando a evitar que se convierta en un mundo cerrado y que ocurra lo que Izu Belloso teme cuando dice que "En determinadas ocasiones, este carácter cerrado llega a tener efectos negativos; la pertenencia a cuerpos de policía se restringe a determinados medios sociales, creándose fenómenos de tradición familiar o de origen regional determinado, que llevados al extremo pueden aislarlos del resto de la sociedad" (pág. 164). Sin embargo, el acceso directo al mando tiene también un lado negativo, por cuanto que priva a quienes así asciendan de una experiencia profesional en ocasiones imprescindible para ejercer con acierto una jefatura, al igual que no deja de suponer un freno en la carrera policial de los agentes que empiezan desde la base.

Para solventar este problema hemos visto cómo en los mo-delos que facultan dicho acceso el periodo de formación y prácticas tiene una duración mucho mayor, llegando en algunos casos a ser de hasta cinco años. En definitiva, esta cuestión se puede resolver con una formación teórica profunda y unas prácticas suficientemente extensas, de tal modo que al final del ciclo formativo haya garantías de que el alumno pueda desempeñar bien el puesto de mando elegido.

25.1.12

MODELOS POLICIALES INTERNACIONALES (PRIMERA PARTE)

www.insigniaonline.es
MODELOS POLICIALES
Una vez examinados los distintos modelos internacionales podemos extraer algunas interesantes conclusiones sobre ellos, que nos pueden ayudar a completar la visión general del entramado policial en el mundo. Dichas conclusiones son las siguientes:

- En gran medida, la adopción de un modelo policial en un país se halla más condicionada por las circunstancias socio-políticas que por las propias necesidades de la seguridad interna. Hoy en día existen naciones donde esas circunstancias han pervivido tanto tiempo que se han convertido en algo histórico, cuya influencia resulta ser un factor determinante en su sistema policial actual y, en especial, ante cualquier pretendida modificación.

-En bastantes Estados se conserva todavía algún cuerpo militarizado que denota la secular militarización de la policía, aunque parece claro que continúa el progresivo alejamiento del ejército de la esfera policial. Efectivamente, en los últimos años han adquirido naturaleza civil cuerpos con muchos años de militarización a sus espaldas, pero hay aún significativos casos de policías militarizadas que siguen ejerciendo su papel con una eficacia que no parece justificar ninguna modificación en tal sentido.

-No existe una relación entre el tamaño y número de habitantes de un país con el tipo de modelo instaurado, en el sentido de que en naciones grandes proliferan los cuerpos policiales y en las pequeñas solamente hay un único cuerpo. Tal afirmación se contradice y queda desvirtuada con los ejemplos de Suecia o Japón, donde ambos países han elegido el modelo monocorporal, y con los de Luxemburgo y Holanda, donde el sistema es pluralista.

-Tampoco hay una correspondencia entre monocorporalidad y centralismo, así como entre pluralidad y descentralización. Hemos visto ejemplos de sistemas de un solo cuerpo con una importante descentralización y, también, países con modelos pluralistas en donde el poder policial se halla fuertemente centralizado.

24.1.12

EL SISTEMA POLICIAL EN LUXEMBURGO

EL SISTEMA POLICIAL EN LUXEMBURGO

www.insigniaonline.es

Agente de tráfico
En este pequeño país operan dos cuerpos policiales: la Gendarmería y la Policía de Luxemburgo. La primera, de naturaleza militar, se despliega en el medio rural y la segunda, de carácter civil, lo hace en el urbano. Ambas pertenecen a la Administración Central y tienen una triple dependencia, puesto que están a las órdenes del Ministerio del Interior para el mantenimiento de la seguridad ciudadana, a las del Ministerio de Justicia en todo lo concerniente con la investigación criminal y, por último, a las del Ministerio de Fuerza Pública en lo relacionado con el régimen interno y formación académica.

Estos dos cuerpos tienen ciertos rasgos comunes, ya que han unificado el sistema de ingreso en ellos y comparten la misma academia policial. Para acceder a cualquiera de ellos es preciso ser declarado apto en el curso básico que tiene una duración de medio año. Para ir ascendiendo en la escala de mando hay que acreditar tener cumplidos varios estudios secundarios y universitarios, que dependen del grado al cual se opte, así como superar un curso en el centro académico policial que oscila entre un año para los grados más bajos y cinco para los más altos, siendo de destacar que para estos últimos ascensos hay que cursar dos de esos años en una academia militar.

El ratio policial en Luxemburgo arroja un resultado de un policía por cada 330 habitantes, colocando al país en el noveno lugar de la Unión Europea.

23.1.12

EL SISTEMA POLICIAL EN CHINA

EL SISTEMA POLICIAL EN CHINA
www.insigniaonline.es

En lógica correspondencia con el clásico hermetismo comunista, no hay muchos datos acerca del sistema policial adoptado en China. Se sabe que existe un alto grado de militarización y que su estructura es profundamente centralista, pero ello no significa que sea un modelo monocorporal, ya que el aparato burocrático que caracteriza siempre a estos regímenes puede aflorar entidades con alguna función policial, como pueden ser los comités locales de seguridad popular que, formados por ciudadanos no policías, colaboran estrechamente con la policía oficial e, incluso, llegan a efectuar patrullas y detenciones.

Siguiendo en esa misma línea y en consonancia con toda su Administración Pública, el modelo policial chino está profundamente influenciado por el pensamiento comunista. Ello ofrece a la masa popular de los ciudadanos un considerable protagonismo en la seguridad interna que, en el caso de China, se manifiesta en la Milicia Popular. Esta Milicia, evidentemente muy controlada por el Estado a través del Partido Comunista, mantiene también un cierto grado de militarización y puede incluso llegar a portar armas. Respecto al uso de armas de fuego es de señalar que la policía oficial no suele ir armada, excepto cuando las circunstancias operativas así lo hagan necesario.

22.1.12

EL SISTEMA POLICIAL EN SUECIA

EL SISTEMA POLICIAL EN SUECIA
www.insigniaonline.es

Hasta el año 1965 el modelo policial sueco era un claro sistema pluralista apoyado en el régimen local, pero la excesiva atomización de los cuerpos que lo componían dificultaba seriamente su efectividad. Esto, unido al aumento de la delincuencia experimentado durante la década de los años 60 y la ineficacia de la respuesta policial al problema, puso en entredicho la idoneidad del modelo instaurado hasta entonces. Por tal motivo, en ese año se emprendió una reforma del sistema policial, agrupando en un sólo cuerpo nacional a todas las policías existentes. Es decir, se produjo una transformación del modelo pluralista en monocorporal.

El cuerpo recién nacido pasó a depender de un nuevo or-ganismo, creado a la par que él, que recibió el nombre de Consejo Nacional de Policía. Este Consejo está subordinado a la Administración Central mediante el Ministerio de Justicia y se compone de siete miembros pertenecientes a los distintos partidos políticos.

Aunque el modelo sueco es monocorporal su estructura no es de clase centralizada, cosa que se puede constatar viendo que en la composición del Consejo Nacional de Policía hay representantes de la oposición política al Gobierno Central. Asimismo, las autoridades provinciales y locales mantienen una cierta participación en la política de seguridad interna de sus territorios y, además, los responsables de la policía en ellos gozan de un buen margen de autonomía funcional.

En el plano formativo, para acceder a la policía en Suecia hay que superar la pertinente oposición y aprobar un curso de diez meses en una academia policial.

21.1.12

EL SISTEMA POLICIAL EN JAPON

EL SISTEMA POLICIAL EN JAPON

www.insigniaonline.es

Tras el desastre de la segunda guerra mundial, el sistema policial japonés se reorganizó en un único cuerpo dependiente de la Administración Central a través de un órgano llamado Comisión Nacional de Seguridad, el cual depende directamente del Presidente del Gobierno. Por tanto, el modelo policial de Japón debe ser clasificado como del tipo monocorporal.

Los cometidos de la Comisión Nacional de Seguridad son, entre otros, los de marcar los objetivos policiales y proporcionar los recursos materiales necesarios para posibilitar su cumplimiento. Igualmente, se encarga de controlar los procedimientos de ingreso en la policía y de diseñar la enseñanza para la formación de los nuevos aspirantes a entrar en el cuerpo. Sobre la formación y la carrera policial cabe resaltar la importancia que se da a los conocimientos universitarios para los mandos superiores.

De la Comisión Nacional de Seguridad cuelgan una serie de Direcciones Generales encargadas de gestionar las distintas áreas policiales (seguridad ciudadana, tráfico, etc.), a partir de las cuales se desarrolla hacia abajo la estructura de la policía japonesa. Territorialmente existen circunscripciones policiales que se reparten entre ellas el espacio nacional nipón, pero a pesar de ello hay que considerar que su servicio policial es de clase centralizada, acorde con su modelo monocorporal.

20.1.12

EL MODELO POLICIAL DE CANADA

EL MODELO POLICIAL DE CANADA
www.insigniaonline.es

En este país, la influencia histórica de Francia y el Reino Unido ha provocado que su modelo policial se articule en los niveles Central, Provincial y Local, sin que en ninguno de ellos permanezca aún fuerza militarizada alguna. Por consiguiente se trata de un sistema policial pluralista de carácter totalmente civil.
La Administración Central cuenta con la Gendarmería Real, cuerpo cuyo origen se sitúa en 1873 con el nacimiento de la Policía a Caballo del Noroeste, más conocida por el nombre de Policía Montada. Depende del Ministerio Federal del Procurador General y según afirma Jar Couselo en “Modelos comparados de policía” tiene múltiples de funciones pues “presta una gran variedad de servicios: vigilancia y control del tráfico; protección de instalaciones y autoridades canadienses y extranjeras; lucha antidroga; servicio citológico; servicios de Aire y de Marina; policía judicial” (pág. 170), policía de fronteras y otras más. Su despliegue territorial, de ámbito más bien rural, se hace en virtud de acuerdos voluntarios con las provincias y municipios que no disponen de servicios policiales propios, asumiendo en ellos la responsabilidad del mantenimiento de la seguridad. Allí donde opera lo hace en términos de policía integral y entre sus funciones exclusivas está la de enlazar con Interpol a través del Servicio Canadiense de Investigación Criminal. Su plantilla aglutina entre el 25 y el 30% del total de la fuerza policial canadiense y en el año 1999 alcanzaba la cifra de poco más de 22.000 agentes.

Las policías provinciales son únicamente dos, la de Québec y la de Ontario. La primera fue creada en el año 1870 y la segunda lo hizo en 1909. Ambas están distribuidas por la geografía de su respectiva provincia, pero de forma voluntaria no actúan en los municipios que tienen sus propios cuerpos policiales, donde ceden a estos el protagonismo policial principal. En el resto de su demarcación intervienen en concepto de policía integral. La suma de los efectivos de las dos policías provinciales supone el 16%, aproximadamente, del conjunto policial de Canadá.

Las policías locales también tienen una consideración de policía integral allí donde se han constituido. En algunas zonas metropolitanas donde se han desarrollado grandes urbes que abarcan a varios municipios, estos se han agrupado fusionando sus servicios policiales en un sólo cuerpo. Así ocurre, por ejemplo, en el caso de Montreal, que engloba en una sola policía a las fuerzas correspondientes a unos 30 municipios colindantes. La plantilla de las policías locales representa más del 50% de la totalidad de agentes que componen el estamento policial en Canadá.

Dentro de la policía específica se hallan cuerpos como la Policía de Ferrocarriles y la Policía de Aduanas y Puertos, cuyas funciones son las clásicas para este tipo de fuerzas.
El ingreso en la Gendarmería Real y la carrera profesional de sus miembros se hace desde la base. El periodo académico inicial es de 26 semanas en la Academia de Regina, tras el cual se han de superar seis meses de prácticas en diferentes destinos prefijados.

Las policías provinciales y las locales tienen su propio sistema de acceso y ascensos, destacando la de Québec por su quizá excesiva exigencia, dado que los aspirantes han de obtener un diploma de ciencias policiales en una escuela profesional después de tres años académicos y, más tarde, aprobar un curso de diez semanas en el Instituto de Policía de Québec.

Los efectivos policiales canadienses sumaban en el año 2011, los 95.800 agentes distribuidos en más de 400 cuerpos. Su ratio es de 1,86 policías, pero se coloca en 2,51 si se tiene presente el personal no policial que presta servicio auxiliar.

A la vista de la pluralidad de cuerpos y de que cada uno depende únicamente de su propia Administración Pública, resulta evidente que el sistema es de un espíritu descentralizado.

19.1.12

LA POLICIA EN ESTADOS UNIDOS

LA POLICIA EN ESTADOS UNIDOS ( TERCERA PARTE)
POLICE BADGE

La policía de los Condados (County Police) se plasma en la figura del Sheriff, cargo que eligen los habitantes del territorio cada dos o cuatro años junto a sus ayudantes. La Oficina del Sheriff es una entidad policial más bien rural, siendo su número de componentes muy variable en virtud de la población afincada en cada Condado, ya que hay Oficinas donde sólo está el Sheriff y otras en donde el número de agentes a sus órdenes es mucho más elevado. Ello supone que algunas Oficinas funcionan prácticamente como policías integrales y otras, las de menor tamaño, se limitan a realizar un papel policial secundario.

En las ciudades y núcleos urbanos se ocupan de la seguridad interna las Policías Metropolitanas, que constituyen cuerpos integrales dentro de su territorio bajo la dependencia del Alcalde. En la actualidad hay unas 12.500 de estas policías, disponiendo todas de un espacio competencial muy amplio y que sólo se ve restringido por algunas funciones exclusivas del FBI relacionadas con la investigación criminal. Estas policías locales se responsabilizan del mantenimiento de la seguridad ciudadana, la conservación del orden público y el esclarecimiento de la mayor parte de los hechos delictivos.
POLICE BADGES

Vista la diversificación de los servicios policiales de Estados Unidos y la distribución del poder policial por sus Administraciones Públicas, parece obvio que nos hallamos ante un modelo que además de pluralista es asimismo descentralizador. En efecto, tal circunstancia es fácilmente comprobable no sólo por la gran profusión de cuerpos, sino también por la constatación de la integralidad que alcanzan las policías subordinadas a los Condados y Municipios.

En cuanto a la policía judicial, sorprende y resulta paradójico que en un país con tal abundancia de instituciones policiales y con un alto grado de descentralización policial, no se haya montado un cuerpo propio de policía judicial adscrita. No obstante, sí que hay funcionarios policiales de diferentes cuerpos destinados a la Oficina del Fiscal del Distrito, órgano sobre el cual pivota esta clase de policía judicial. De cualquier modo, también en Estados Unidos es la del tipo funcional la que, principalmente, se encarga de dar salida a las necesidades que se presenten en este sentido. En consecuencia, todas las policías que componen el inmenso retrato del modelo de Estados Unidos tienen, en mayor o menor medida, una participación notable en la dinámica de la policía judicial del tipo funcional.
PLACA POLICIA USA

Por su parte, los servicios de inteligencia son también muy numerosos, existen al menos 13, si bien el más activo y sobre todo conocido es la CIA (Central Intelligence Agency), un servicio independiente a las órdenes del Presidente de la nación norteamericana. Aparte de este organismo el Ministerio de Defensa dispone de 8 servicios propios, 4 de ellos pertenecientes al ejército: la Inteligencia Naval (Navy Intelligence), la Inteligencia de la Fuerza Aérea (Air Force Intelligence), la Inteligencia del Ejército de Tierra (Army Intelligence) y la Inteligencia del Cuerpo de Marines (Marine Corps Intelligence). Al mismo tiempo, desempeñan algunas funciones de inteligencia el FBI y otros organismos dependientes del Ministerio del Tesoro, el Ministerio de Exteriores o Departamento de Estado y el Ministerio de Energía.

Dado el elevado número de estamentos policiales, las condi-ciones de entrada en los cuerpos es muy variada y depende de cada uno de ellos, lo mismo que también lo es así la formación inicial que reciben los agentes y su carrera profesional, pudiendo acceder en unos casos desde la base o directamente a los puestos de mando en otros.

18.1.12

EL MODELO POLICIAL NORTEAMERICANO ( SEGUNDA PARTE)

EL MODELO POLICIAL NORTEAMERICANO ( SEGUNDA PARTE)
PLACA POLICIA U.S.A.

La Administración Central dispone de unas 50 policías específicas subordinadas a diferentes Ministerios. El cuerpo más conocido de todos es el célebre FBI (Federal Bureau of Investigation) creado en 1908 y que durante más de 40 años fue dirigido por el famoso Edgard Hoover. Este cuerpo no uniformado depende del Ministerio de Justicia y se encarga únicamente de la investigación criminal, teniendo además competencias exclusivas en algunas modalidades delictivas. Igualmente funciona como un órgano policial central, aglutinando en él toda la información que los distintos cuerpos obtienen y facilitándola a los que puntualmente se la piden. Así mismo, proporciona ayuda técnica a las policías que la soliciten, para lo que cuenta con unos excelentes laboratorios de policía técnico-científica y expertos altamente especializados en múltiples disciplinas.

Aparte del FBI existen en la Federación otras muchas policías específicas como la DEA (Drug Enforcement Administration), también dependiente del Ministerio de Justicia y encargada de la represión del tráfico de estupefacientes; el Servicio Secreto del Ministerio del Tesoro (Tresaury Department's Secret Service), que se ocupa de perseguir la falsificación de moneda; la ATF (Bureau of Alcool, Tobacco and Firearms), dirigida a la investigación del contrabando de alcohol, tabaco y armas de fuego, que igualmente pertenece al Ministerio del Tesoro; el Servicio Secreto Presidencial, dedicado a la protección del Presidente de la nación, su familia y otras altas personalidades; la Policía de Fronteras (U.S. Border Patrol), cuya misión principal es la de controlar la inmigración ilegal; la U.S. Marshals Service del Ministerio de Justicia, muy conocida por ser una de sus funciones la conducción de presos y aprehender a los fugados de los establecimientos penitenciarios.

PLACAS POLICIA USA

Todos los Estados que forman la Federación cuentan también con su propio cuerpo de policía (State Police), pero su actividad se reduce a la de una policía específica puesto que, en la práctica, se ocupan del control del tráfico interurbano y la vigilancia de algunas prisiones, aunque su capacidad legal les faculta para intervenir en un marco bastante más amplio. El primero de estos cuerpos apareció en Texas y fue bautizado con el nombre de los Rangers de Texas.

17.1.12

EL MODELO POLICIAL DE LOS ESTADOS UNIDOS (PRIMERA PARTE)

EL MODELO POLICIAL DE LOS ESTADOS UNIDOS (PRIMERA PARTE)
PLACA POLICIA NUEVA YORK

El desarrollo histórico del sistema policial en Estados Unidos es fruto, en parte, de la influencia generada por Gran Bretaña durante su colonización y de su posterior organización territorial y administrativa. Ello determina que, sin ninguna duda, el complejo modelo policial de Estados Unidos se clasifique dentro de los del tipo pluralista al albergar en su seno a unos 40.000 cuerpos, según Rico, o los 17.000 y 25.000 calculados por otros autores.

En cualquier caso, lo que llama la atención es la enorme magnitud de estas cifras que evidencian la pluralidad de cuerpos pertenecientes a las distintas Administraciones Públicas, Central (Federación), Autonómico (Estados), Provincial (Condados) y Local (Municipios). A pesar de esta aparentemente excesiva multiplicidad de fuerzas dedicadas a la seguridad interna y contrariamente a lo que pueda parecer, no hay entre todas ellas una descoordinación superior a la que se produce en otros muchos países. En algunos casos, incluso, la armonización de servicios podría decirse que es mejor a la de otras naciones con menos cuerpos.

PLACA POLICIA LOS ANGELES

Según afirma Antonio Pena (1999) en su artículo publicado en la revista Guardia Civil nº 665 (pág. 66), la primera policía que se creó en el país norteamericano fue la de Boston, que lo hizo en el año 1838 con seis miembros. En 1844 nace el Departamento de Policía de Nueva York con una plantilla de 800 hombres y que alcanzará, en 1999, la nada despreciable cifra de 29.000 agentes.

Todos los cuerpos de este país son de naturaleza civil y la única proyección militar en la seguridad interna se hace a través de la Guardia Nacional, una fuerza de reserva que cuando actúa depende funcionalmente del Gobernador del Estado y que sólo se moviliza ante graves sucesos o catástrofes, compuesta por voluntarios civiles, pero cuyos mandos son mayoritariamente militares.

Mañana publicaremos la continuación de este artículo.

16.1.12

LA ORGANIZACION POLICIAL EN PORTUGAL

www.insigniaonline.es
La organización policial de Portugal es claramente pluralista al contar con tres cuerpos principales y dos de policía específica. Los tres primeros son la Policía de Seguridad Pública, la Guardia Nacional Republicana y la Policía Judicial. Ninguno de los tres alcanza por sí solo el concepto de policía integral, ya que las funciones de investigación criminal son exclusivas de la Policía Judicial y esta, a su vez, apenas interviene en la seguridad ciudadana y el orden público. En otras palabras, la situación es parecida a la que se daba en España hasta 1985 con el Cuerpo Superior de Policía y la Policía Nacional. Los dos cuerpos de la policía específica lusa son la Policía Marítima y la Policía Económica, dependientes ambas del Ministerio de Comercio.

www.insigniaonline.es
La militarización en la policía portuguesa se instala en la Guardia Nacional Republicana que, en la consonancia de una fuerza policial militar, mantiene una dependencia del Ministerio del Interior en lo relativo a su aspecto policial y otra del de Defensa en su faceta militar.

La Policía de Seguridad Pública es un cuerpo civil, uniformado, a las órdenes directas del Ministerio del Interior y que se despliega en el ámbito urbano. Sus misiones se circunscriben en velar por la seguridad ciudadana y el orden público, auxiliando además a la Policía Judicial en sus cometidos pero no efectuando investigaciones criminales.

www.insigniaonline.es
La Guardia Nacional Republicana nace inspirándose en la Gendarmería francesa y, como tal, adquiere el carácter militar correspondiente. Opera de manera preferente en el ámbito rural y tampoco realiza investigaciones que no sean las de tipo preliminar para asegurar al delincuente y las pruebas de la comisión del delito. Recientemente este cuerpo ha absorbido a la Guardia Fiscal, una policía específica de naturaleza militar que se ocupaba de la vigilancia aduanera y la represión de los delitos fiscales.

La Policía Judicial surge a finales del siglo XIX con la Policía Cívica. En el año 1902 se transforma en la Policía Judicial de Investigación y en 1927 se decide hacerla depender del Ministerio de Justicia. Tras la segunda guerra mundial se reorganiza y se establece que orgánicamente siga subordinada al Ministerio de Justicia, pero funcionalmente pase a estar a las órdenes de los jueces y fiscales de la Administración de Justicia. Se trata, en definitiva, de un cuerpo no uniformado dedicado en exclusividad a la investigación criminal de todo el mosaico delictivo posible, que cuenta con sus propios laboratorios de policía técnico-científica, gestión de los archivos policiales, servicios de análisis y tratamiento de la información, así como órganos de enlace con las policías de otros países a través de Interpol. Para llevar adelante todas estas tareas dispone de una plantilla compuesta de 3.000 agentes.

www.insigniaonline.es
A pesar de ser un modelo pluralista, sus cuerpos son todos estatales y sus servicios policiales son centralizadores en torno a la Administración del Estado, lo que significa que no existe ninguna cesión de poder policial sobre otras Administraciones Públicas, con la excepción funcional de la Administración de Justicia que controla las actividades de la investigación criminal.

En cuanto al desarrollo de la policía judicial portuguesa, nos encontramos que en esta nación no la hay del tipo funcional y solamente existe la adscrita que no es otra que la ya descrita Policía Judicial. Ello representa una importante e interesante diferencia con respecto a la de otros países, al agruparse toda en un fuerte y único cuerpo a las órdenes directas de los jueces y fiscales.

www.insigniaonline.es
A la Policía de Seguridad Pública se puede acceder desde la base si se tiene una estatura mínima de 1,65 metros y una edad comprendida entre los 21 y 28 años. Si se es seleccionado tras la oposición hay que pasar un curso de 1 año en una academia policial. También se puede entrar al cuerpo directamente a los puestos de mando si se tienen menos de 21 años, unos estudios de nivel algo superior al del acceso desde la base y se supera un periodo de formación de cuatro años más otro de prácticas. Los ascensos se establecen por oposición interna y se requiere superar cada uno de los cursos programados a tal fin.

www.insigniaonline.es
Si se opta por la Guardia Nacional Republicana no se deben rebasar los 26 años de edad y debe tenerse un buen expediente militar, así como haber demostrado una conducta adecuada y la debida aptitud durante el tiempo de permanencia en el ejército.

Por último solo cabe señalar que el ratio de la policía lusa arroja el resultado de un policía por cada 303 habitantes, lo cual le coloca en Europa por detrás de Bélgica.

15.1.12

EL MODELO POLICIAL GRIEGO

www.insigniaonline.es

Desde mediados del siglo XIX la seguridad interna de Grecia recaía en la estatal Gendarmería y en las locales Policías Municipales, todas ellas en calidad de policías integrales. En el año 1906 toda la gestión policial es asumida por la Gendarmería, quedando integradas en ella las Policías Municipales. En 1920 se vuelve a la situación anterior, modificando el nombre de Policías Municipales por el de Policías Urbanas. Finalmente, en 1984 se unifican las dos clases de policía para dar a luz un cuerpo integral único que se bautiza como Policía Nacional (ELAS), puesto a disposición del Ministerio del Interior.

www.insigniaonline.es
A pesar de que la Policía Nacional formalmente tiene una naturaleza civil, su estructura jerárquica y disciplina se rigen bajo una fórmula militarizada que empaña ese carácter civil, como lo demuestra el hecho de que sus miembros no tienen el mismo tratamiento laboral que el del resto de funcionarios de la Administración Pública.

El modelo policial griego pertenece al tipo monocorporal, aunque en él también se dan una serie de policías específicas como la Policía Portuaria, dependiente del Ministerio de la Marina Mercante, o la Policía de Aduanas que está subordinada al Ministerio de Finanzas.

www.insigniaonline.es
Los servicios policiales se organizan territorialmente en regiones, pero su estructura está construida de manera que todo el poder de decisión recaiga en la Administración Central. En coherencia con el sistema monocorporal no hay, por tanto, una delegación de poder en Alcaldes ni una autonomía de funcionamiento destacable en los responsables regionales de la Policía Nacional.

En cuanto a la policía judicial, no se ha creado la adscrita y toda la actividad en este sentido es desarrollada por secciones especializadas en investigación criminal de la Policía Nacional, cuya consideración es la de una policía judicial de clase funcional.

www.insigniaonline.es
El reclutamiento en la Policía Nacional puede hacerse desde la base o a los puestos altos de mando directamente desde el exterior. Para el primer caso hay que medir 1,70 m de altura mínima con una edad entre 20 y 26 años. Aprobada la oposición se debe superar un curso de un año en una academia policial y ser considerado apto en un periodo de prácticas cuya duración es de dos años. El ascenso por promoción interna se puede iniciar a los dos años del nombramiento definitivo de agente, subiendo en la escala jerárquica de grado en grado. Para los últimos ascensos es preciso no sobrepasar la edad de 35 años.

Para el caso de un reclutamiento desde el exterior, los candidatos no han de ser mayores de 28 años, acreditar una licenciatura superior y pasar con éxito un curso policial de tres años.

La Policía Nacional está compuesta por 48.000 agentes, arrojando esta cifra una densidad policial de un agente por cada 257 habitantes que sitúa a Grecia en el cuarto lugar de países con mayor índice policial de la Unión Europea. La sindicación en la policía helénica no se ha legalizado hasta el año 1992, hasta entonces los sindicatos policiales estaban considerados ilegales y operaban en la clandestinidad.

www.insigniaonline.es

14.1.12

INGRESO EN LA POLICIA BELGA

www.insigniaonline.es

INGRESO EN LA POLICIA BELGA

Para entrar en la Gendarmería hay que tener entre 17 y 30 años, una estatura mínima de 1,68 metros y aprobar una formación inicial que es más larga que la de los otros dos cuerpos. Igualmente, los cursos para los sucesivos ascensos también tienen una mayor duración que los de las otras policías.

El ingreso en la Policía Comunal requiere para el candidato tener una altura mínima igual que en el caso de la Gendarmería, con una edad comprendida entre los 18 y los 35 años. Para alcanzar los grados de mayor nivel es necesario superar un curso de dos años de duración.
En el acceso a la Policía Judicial de los Tribunales se exige a los aspirantes una edad inferior a los 21 años, siendo su periodo de formación el más corto al durar solamente un años incluyendo las prácticas.

Como ya se ha indicado varias veces, el modelo policial descrito se ha ido transformando poco a poco a partir de 1998. Básicamente el nuevo sistema de la policía en Bélgica se estructura en dos únicos niveles: el local y el central. De esta forma se constituye una Policía Local que es el núcleo principal de la seguridad interna del país, apoyada por una Policía Federal que tiene bajo su responsabilidad las funciones más especializadas. Ambos cuerpos visten el mismo uniforme y tanto su formación como su régimen interno son iguales, siendo posibles los cambios y traslados de agentes entre uno y otro.

Para finalizar el análisis del modelo belga sólo falta añadir el dato sobre su ratio policial, el cual se establece en un agente por cada 300 habitantes, colocando al país en la zona media de la tabla europea, exactamente en el sexto lugar de la Unión.

13.1.12

LA POLICIA JUDICIAL EN BELGICA

www.insigniaonline.es

LA POLICIA JUDICIAL EN BELGICA

La Policía Judicial de los Tribunales tiene sus orígenes a comienzos del siglo XX, concretamente en el año 1916, teniendo como objetivo cubrir las misiones de policía judicial de la Gendarmería y la Policía Comunal. Orgánicamente ha dependido del Ministerio de Justicia y funcionalmente del Procurador General, figura similar a la del Fiscal General del Estado en España, estando compuesta por un total de 1.400 funcionarios policiales. La existencia de este cuerpo ha supuesto para el modelo policial de Bélgica un importante desarrollo de su policía judicial adscrita, llegando a contar con laboratorios propios de policía científica.

Con el sistema pluralista anterior a la reforma, los servicios policiales de la nación belga se encontraban repartidos entre las Administraciones Central, Local y de Justicia, las cuales controlaban las funciones que realizaban los que se han definido como principales cuerpos. Con ello se podría decir que se trataba de un claro sistema descentralizado, pero esta afirmación no es del todo correcta porque la Administración Central se reservaba un poco más de poder que las otras dos, puesto que era ella quien dictaba el número de componentes de la Policía Comunal, formas de acceso, sueldos y otras particularidades como el nombramiento de los jefes de la Policía Comunal Rural, que era realizado por el Gobernador Civil de la provincia. En idéntico sentido podemos comprobar que la Administración de Justicia tenía competencia funcional sobre la Policía Judicial de los Tribunales, pero no era un cuerpo propio de ella sino que pertenecía a la Admi-nistración Central, es decir, controlaba su actividad pero no el cuerpo policial en sí. Aún así y comparándolo con otros países, se debe reconocer que ese modelo era una organización de notable descentralización.

En lo que respecta al desarrollo de su policía judicial hay que indicar que en este país la llamada adscrita ha venido igualando o superando a la funcional, cosa que es poco frecuente tal y como se ha podido comprobar hasta ahora en el presente capítulo. Toda la policía judicial adscrita se hallaba recogida en la Policía Judicial de los Tribunales. Por su parte, la actividad de policía judicial funcional recaía, casi exclusivamente, en la Gendarmería. Por otro lado, en Bélgica también se distinguen las competencias de los oficiales y agentes de policía judicial que, como en los casos de Francia e Italia, no son iguales.