nuevos artículos

19.12.11

EJECUCION PROCESAL DE LA ENTRADA Y REGISTRO


www.insigniaonline.es

Ejecución procesal de la entrada y registro

Dado que, según lo indicado al comienzo del apartado anterior, las situaciones que permiten las entradas y registros por iniciativa policial en un domicilio surgen sorpresivamente y, en consecuencia, su ejecución dependerá de las circunstancias que rodeen cada caso, las pautas procesales que a continuación se exponen van orientadas sólo a los lugares no reputados domicilio.

-Preparar todo el material que se vaya a precisar en la actuación, como pudieran ser hojas de actas, sellos oficiales, cinta de precinto, útiles de escritura y de dibujo, etc.

-Se encargará a un investigador que haga de secretario, cuya misión será la de levantar un acta donde irá consignando todo lo que vaya sucediendo durante la entrada y registro.

-Efectuada la entrada y asegurado el lugar, se procederá a informar al interesado de la medida procesal que se va a realizar. Esto no será necesario si se hallase detenido, puesto que esta información ya le habrá sido suministrada en sede policial antes de ser trasladado al lugar, junto a su abogado, para presenciar el registro.

-Paralelamente a lo anterior se iniciará la búsqueda de los dos testigos preceptivos, lo cual podrá hacerse entre los vecinos del inmueble donde radique el lugar y las personas que trabajen en locales colindantes. Una vez elegidos se les instruirá de sus cometidos.

-La presencia del interesado y los testigos no puede restringirse a estar simplemente allí de plantón, pudiendo desplazarse por el lugar cerrado verificando el registro en lo que sería una presencia activa. No obstante, y sobre todo en el caso del interesado, esté o no detenido, tienen que permanecer constantemente acompañados al menos por un policía.

-Localizado lo que en principio parezca un indicio no se tocará ni manipulará hasta que sea visualizado por los testigos y el interesado. Acto seguido, y siempre en presencia de los citados, será fotografiado y, después, recogido y embalado convenientemente en recipientes sellados que garanticen la cadena de custodia a partir de ahí.

-Cada hallazgo de indicios deberá ser reflejado en el acta, haciendo una descripción escrita de lo que es, de sus características y del sitio exacto donde está. Asimismo, y esto es importante, se especificará el número profesional del investigador que lo haya encontrado.

-Deberán evitarse las inspecciones inútiles y no causar ni al interesado ni a otras personas allí presentes perjuicios innecesarios, tal y como proclama el art. 552 de la LECrim.

-Finalizado el registro y antes de abandonar el lugar cerrado, se pedirá a los testigos que comprueben el estado en el que queda y cómo toda la fuerza policial se marcha de allí. Esto adquiere especial significancia cuando se ha decidido precintar el lugar para que nadie acceda a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario