nuevos artículos

18.11.11

ANALISIS DE LA INFORMACION

En artículos anteriores, vimos que durante la investigación criminal se pueden diferenciar tres fases diferentes.
Hoy las veremos más detalladamente.

Fase de información 

Consiste en alcanzar el máximo conocimiento del hecho delictivo a esclarecer, recopilando y verificando toda la información posible, a fin de acertar en la elección de la línea de investigación que se va a seguir. Algunas de las actuaciones a practicar son:

-Inspección técnico-ocular del lugar de los hechos, en lo tocante a la observación e interpretación de los indicios materiales y a la fijación del escenario.

-Análisis deductivo de cada uno de los indicios materiales hallados, buscando en ellos características individualizadoras.

-Gestiones para la localización y entrevista de testigos y víctimas.

-Consultas de los archivos policiales propios y de otros cuerpos, así como losde diversas instituciones públicas y entidades privadas.

-Indagaciones sobre los indicios materiales hallados en cuando a su origen, composición, fabricación, distribución, venta, usos, etc.

-Averiguaciones de la vida personal, familiar y laboral de la víctima y la delas personas de su entorno cercano.

-Entrevistas con informadores, colaboradores y otras personas cuyasmanifestaciones sean de interés.

-Seguimientos y vigilancias de personas y zonas con fines informativos.

-Escuchas producto de intervenciones telefónicas.

-Confección de cuadros analíticos de procesado de información.

-Comprobación de datos, rumores y hechos.

Algunas de estas actuaciones, lo mismo que algunas las de las otras dos fases, volverán a aparecer en posteriores artículos y en ciertos casos podremos verlas un poco más detalladamente.

Fase de obtención de pruebas 

Elegida la línea de investigación, da comienzo la fase de consecución de las pruebas que no sólo sustenten y confirmen esa línea, sino que sirvan también para alcanzar un valor de prueba de cargo suficiente llegado el momento del juicio oral. En esta fase, igualmente, se conseguirán los elementos probatorios necesarios que fundamenten las posibles detenciones y demás actuaciones posteriores. A tal fin pueden llevarse a cabo las siguientes actividades:

-Búsqueda y localización de indicios y evidencias materiales durante la inspección técnico-ocular.

-Tomas de declaración a testigos directos o de referencia, así como a las víctimas.

-Localización de indicios y evidencias materiales fruto de las pesquisas policiales ulteriores a la inspección técnico-ocular.

-Seguimientos y vigilancias de personas y zonas que puedan utilizarse como pruebas a través de filmaciones videográficas.

-Estudios técnico-científicos de los indicios materiales hallados.

-Intervenciones telefónicas de las que se desprendan aspectos probatorios.

Fase de intervención 

 Resulta quizá la fase más delicada, toda vez que hasta ella la investigación o la línea elegida ha podido permanecer encubierta. Además, una vez puesta en marcha ya no se puede volver atrás y resulta muy difícil rectificar. Por todo ello, el momento oportuno para iniciarla deberá ser elegido cuidadosamente. En esta fase las labores más significativas son:

-Detención del autor o autores, cómplices y demás personas criminalmente responsables, conjuntamente o siguiendo un orden preestablecido.

-Registros de lugares cerrados, tales como domicilios, locales y vehículos.

-Inspecciones técnico-oculares pospuestas para no descubrir la actividad investigativa o la orientación tomada en ella.

-Incautación de indicios y pruebas materiales que no era aconsejable o factible haberlo efectuado en la fase anterior.

-Entrevistas y tomas de declaraciones a testigos que, por motivos de estrategia investigativa, no fueron hechas en la anterior fase.

-Tomas de declaración a las personas detenidas por su participación en el delito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario