nuevos artículos

19.9.11

SITEL [SISTEMA INTEGRADO DE INTERCEPTACIÓN TELEFÓNICA ]


SISTEMA INTEGRADO DE INTERCEPTACIÓN TELEFÓNICA SITEL

En el año 2001 surgió la idea de crear a nivel nacional un avanzado sistema destinado a la gestión integral de las intervenciones de telecomunicaciones. Bautizado con el nombre de Sistema Integrado de Interceptación Telefónica (SITEL), entró en funcionamiento en Diciembre de 2004 y cuatro meses después, en Abril de 2005, vio la luz el Real Decreto 424/2005, de 15 de Abril, por el que se aprueba el reglamento sobre las condiciones para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas.

Dicho reglamento deriva de la Ley 32/2003, de 3 de Noviembre, General de Telecomunicaciones. Con los artículos comprendidos entre el 83 y el 100 del citado reglamento y, más tarde, con la Ley 25/2007, de 18 de Octubre, de Conservación de Datos Relativos a las Comunicaciones Electrónicas, se apuntala definitivamente la cobertura legal del SITEL. Una cobertura que hasta ese momento había sido cuestionada en algunos foros jurídicos por insuficiente, pero que desde entonces parece ser bastante a tenor de las sentencias del Tribunal Supremo avalando su legalidad.

En realidad, gran parte del sistema se halla integrado en las redes de las operadoras de telefonía, las cuales están obligadas por el R.D. 424/2005 y la Ley 25/2007 a recopilar y conservar los datos referenciados en diversos artículos de ambas normas, así como a cederlos automatizadamente y previa orden judicial a un ordenador central policial que, con posterioridad, los facilitará a la Unidad de investigación criminal solicitante de los mismos. Si además de la petición de datos hubiera un auto judicial de intervención telefónica o telemática, desde el ordenador central se efectuará el pinchazo y se derivará la línea a un ordenador periférico de la aludida Unidad para que, desde él, puedan los investigadores policiales escuchar las conversaciones interceptadas y seguir recibiendo los datos proporcionados por la operadora.

Esos datos vienen fijados en los arts. 88 y 89 del RD 424/2005 y en el art. 3 de la Ley 25/2007, siendo quizá los más relevantes para la policía los siguientes:

-Número de la línea a la que se efectúa la llamada o el mensaje.

-Número de la línea de la cual se recibe la llamada o el mensaje.

-Datos del titular de la línea a la que se efectúa la llamada o el mensaje.

-Datos del titular de la línea de la cual se recibe la llamada o el mensaje.

-IMEI del aparato al que se efectúa la llamada o el mensaje.

-IMEI del aparato del cual se recibe la llamada o el mensaje.

-Fecha, hora y duración de la llamada o el mensaje.

-Localización geográfica desde la que se efectúan o se reciben las llamadas.

-Número de la línea destinataria del correo electrónico enviado por Internet.

-Número de la línea del emisor del correo electrónico recibido por Internet.

-Datos del destinatario del correo electrónico enviado por Internet.

-Datos del emisor del correo electrónico recibido por Internet.

-Fecha, hora y duración de la conexión y desconexión al correo electrónico por Internet.

-Datos de los abonados o usuarios registrados en una comunicación por Internet.

-Fecha, hora y duración de la conexión y desconexión del acceso a Internet.

Aparte de la completa información ofrecida a los investigadores con toda esta lista de datos, otra de las grandes ventajas del SITEL en comparación al sistema antiguo es que la intervención resulta casi inmediata a la recepción del auto judicial, ya que la llevan a cabo funcionarios policiales directamente desde el ordenador central. También representa una ventaja la mejora de la calidad del sonido que se consigue con el SITEL, haciendo más comprensibles al oído las conversaciones intervenidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario