20.9.11

LLAMADAS ANONIMAS Y LLAMADAS MALICIOSAS

Inclusión de una línea en el circuito de llamadas maliciosas


 Cuando el titular de una línea recibe de forma reiterada llamadas telefónicas anónimas que sean amenazantes, injuriosas, insultantes o simplemente molestas por hacerse a horas intempestivas, puede presentar una denuncia como víctima de llamadas maliciosas. Como medio para resolver estos hechos denunciados, las compañías telefónicas ofrecen al usuario víctima un servicio de identificación del número de origen de la llamada. Dicho servicio mantiene el nombre de lo que antaño fue el circuito de llamadas maliciosas y consiste en incluir en él al número del teléfono del denunciante. Como condición para tal inclusión las compañías exigen una orden judicial previa. Una vez que el juez da su autorización, oficia a la compañía telefónica para que ella misma incluya el número en el circuito, por lo que la policía no interviene para nada en esta operación. Las características y prestaciones de estos circuitos dependen de cada compañía operadora, siendo esta quien da las instrucciones de uso al denunciante. Actualmente, con los avances logrados en la telefonía digital y la comercialización de aparatos fijos y móviles que identifican en sus pantallas del dial el origen de las llamadas, el circuito de llamadas maliciosas está cayendo en desuso, reduciéndose el problema a las recibidas bajo número oculto o privado y que, técnicamente, a la compañía le es sencillo averiguar. Aparte de otras diligencias habituales, una denuncia por llamadas maliciosas conlleva la siguiente diligencia:

-Diligencia de solicitud de tránsito de llamada telefónica

Es una diligencia por la cual se pide al juez un auto para que la operadora de la línea perteneciente a la víctima facilite un tráfico de llamadas, calculado para que entre ellas se encuentre el número desde el que se hizo la llamada maliciosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada