nuevos artículos

24.9.11

BATERIA DE FOTOS: informacion

RUEDA DE RECONOCIMIENTO MEDIANTE BATERIA DE FOTOS

Consiste en presentar al testigo un reducido grupo de fotografías, generalmente no más de ocho, entre las cuales se encuentra la de un sujeto al que se considera sospechoso de ser el autor de la infracción penal.

-No realizar un muestreo previo: Antes de la rueda nunca hay que caer en el error de enseñar en solitario una foto del sospechoso, ya que, procesalmente, de nada serviría un reconocimiento positivo conseguido así y se generaría el riesgo ya mencionado de una invalidez jurídica sucesiva de las ruedas con identificación positiva que posteriormente se lleven a cabo.

-Fotografías en igual formato: Todas las fotos de la batería han de tener un formato idéntico, evitándose las desigualdades entre unas y otras, en especial si va a ser la del sospechoso la que presente mayores diferencias con las del resto.

-Tipo de formato fotográfico: El tipo de fotografía más completa e idónea para esta clase de rueda es la denominada de medio cuerpo, sacada de frente y revelada en color con un tamaño de 10 x 15 cm. También pueden confeccionarse baterías con trípticos de caras, pero las fotos de cuerpo entero no son recomendables.

-Archivo de las fotos de medio cuerpo: Las fotos de medio cuerpo han de estar archivadas por sexo, raza y edad, a fin de poder localizar fácilmente los figurantes necesarios para preparar cualquier batería.

-Principales situaciones en las que se emplea

 Las dos situaciones en las cuales se utiliza son:

-Con autoría sospechada: En ella existe una persona de la cual se sospecha que sea la autora del delito investigado.

-Con autor conocido: En esta situación los agentes saben con absoluta certeza quién es el autor del delito.

-Procedimiento de ejecución

-Elección del lugar: Preferentemente, esta rueda ha de llevarse a cabo también en comisaría, aunque en determinadas ocasiones resulta factible efectuarla fuera de las dependencias policiales, como sucede cuando se necesita agilizar las pesquisas investigativas o cuando hay que allanar al testigo los obstáculos laborales o personales que le surjan.

 Entrevista previa con el testigo: Suele ir dirigida a confirmar la autoría sospechada y a explicarle el procedimiento que se va a seguir en la rueda. Siempre es bueno entrevistarse con el testigo unos minutos antes de cualquier clase de rueda, dado que ello contribuirá a tranquilizarle si se piensa que la solemnidad del acto le va a afectar de alguna manera.

-Selección de fotografías: Con la información proporcionada por el testigo, o con la que se disponga a través de otros medios, se extraerá del archivo policial la foto del sospechoso. A continuación, se buscarán en el mismo fichero las fotografías de otras personas, generalmente siete, de características físicas similares para usarlas de figurantes.

-Muestreo de la batería: Los agentes pueden ir colocándo las fotos una tras otra sobre una mesa al tiempo que las va viendo el testigo, o bien tener preparada de antemano una hoja o lámina sobre la que han puesto la batería al completo.

-Valor procesal: Si la rueda se celebra en solitario por la policía tiene un valor del mismo nivel que el de la rueda por álbumes. Cuando a ella acude el abogado defensor adquiere, en la práctica jurídica, un ímpetu probatorio algo mayor al conseguido si la rueda es hecha solamente por la policía. En investigaciones de cierta importancia se puede judicializar, esto es, hacerla ante el juez instructor, a quien acompañarán el secretario judicial y el letrado de la defensa, y alcanzar con ello nada menos que la categoría de prueba preconstituida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario