nuevos artículos

16.8.11

VIOLACION DE LA CORRESPONDENCIA

LA VIOLACION DE LA CORRESPONDENCIA


El concepto de lo que es o no correspondencia es lo que determina el campo sobre el que puede actuar este acto de investigación procesal. Dicho concepto ha sido moldeado mediante la jurisprudencia, fijándolo doctrinalmente el Tribunal Supremo a partir de la sentencia del 26 de Junio de 1993. A continuación vamos a ver lo que sí es y lo que no es considerado jurídicamente como correspondencia.

1.-Concepto de correspondencia:

 Se entiende por tal, a todo envío que se realiza a través de entidades postales autorizadas, ya sean organismos públicos o empresas privadas, que se dedican al transporte de misivas, paquetería y mensajería. En el concepto jurídico de correspondencia se incluyen:

-Cartas postales

-Paquetes postales

-Telegramas

En consecuencia, para intervenir y abrir cualquiera de estas comunicaciones es necesaria la oportuna autorización judicial.

2.-No se considera correspondencia

Existen determinados objetos y algunas clases de envíos que la doctrina jurisprudencial ha excluido del concepto de correspondencia. Por consiguiente, para su interceptación y apertura no se hace necesaria la autorización judicial ni el consentimiento del interesado, pues la policía puede intervenirlos unilateralmente, aunque, eso sí, siempre por razones motivadas. Los objetos en cuestión son los siguientes:

-Equipajes de viaje:

 Las maletas, bolsas, mochilas y demás instrumentos destinados a transportar efectos de uso personal, no se equiparan a correspondencia, a pesar de que en su interior puedan guardarse otras cosas de cierta intimidad, recibiendo la consideración de simples objetos de investigación.

-Mercancías de transporte:

Tampoco se conceptúan como correspondencia las mercancías enviadas mediante los servicios ordinarios de transporte. De este modo, los objetos no postales transportados por carretera a través de camiones, furgonetas, etc., o los mismos que se hacen por ferrocarril, líneas marítimas y líneas aéreas, no están sujetos a la tutela del art. 18.3 de la C.E.

-Envíos postales con etiqueta verde o con indicación de su contenido: 

Se entiende por etiqueta verde a un impreso de color verde que lleva inscrita la expresión “puede abrirse de oficio”, u otra similar en castellano o en otro idioma, adherido al embalaje del objeto transportado, de tal forma que es perfectamente visible y legible. Esta modalidad de envío postal, que se utiliza en envíos internacionales para aligerar los trámites aduaneros, se puede utilizar sólo para objetos cuyo peso sea menor de 2 kg. y permite la apertura directa por funcionarios de aduanas o policiales, pues dicho impreso constituye una renuncia personal y expresa al derecho del secreto de las comunicaciones. Este principio es igualmente aplicable a los paquetes postales en los que su titular hace constar en su exterior el contenido, por lo que también pueden abrirse sin necesidad de autorización judicial.

-Otros envíos postales:

Siguiendo la estela trazada con la etiqueta verde, existe una variedad de envíos cuya apertura está exenta del mandamiento judicial previo. Así, los llamados paquetes azules, los paquetes postales internacionales urgentes, los procedentes del interior de la Unión Europea con una etiqueta amarilla indicativa de no haber pasado trámites aduaneros, los paquetes de peso superior a los 2 kg. que vengan de fuera de la Unión Europea, pueden abrirse de oficio en presencia de un funcionario de Aduanas y otro de Correos. La nutrida y, en cierto modo, confusa amalgama de oportunidades de apertura de envíos postales sin autorización judicial que parece existir, unida a las posibles modificaciones legales que, con el paso del tiempo, cualquiera de ellas puede sufrir, aconseja a los investigadores policiales que antes de optar por alguna se aseguren de su completa legalidad y de la forma en que se habrán de cumplir los requisitos procedimentales durante su ejecución.




3.-Tráfico de correspondencia

A veces, a los investigadores lo que les interesa es conocer sólo la identidad de las personas, físicas o jurídicas, con las que un sujeto se comunica habitualmente en un periodo determinado de tiempo, o las fechas y lugares desde donde lo hace. A esta información se le denomina tráfico de correspondencia y, aunque no se interviene y abre, la Ley interpreta que son datos de carácter personal regulados por la Ley 15/1999 de Protección de Datos, en la cual se establece que sólo podrán ser cedidos con autorización del afectado, o bien si quien los pide es el Defensor del Pueblo, el Ministerio Fiscal o los Jueces y Tribunales. No es preceptivo, entiende la jurisprudencia, que para su obtención por el juez u otra de esas figuras institucionales sea requisito inexcusable un mandamiento judicial motivado, bastando una providencia librando un simple oficio de solicitud a la entidad postal para que dicha información sea facilitada.

Este tráfico se presenta generalmente a modo de un listado, facilitado por la entidad postal correspondiente, en el cual pueden aparecer otros datos además de la identidad del emisor y el receptor, como son la fecha y hora de la expedición comunicativa, tipo de envío, oficina desde donde se hace, etc. Evidentemente, estos datos podrán ser facilitados al juez siempre y cuando la entidad postal tenga como norma interna el registrarlos en sus archivos.

Así, pues, el procedimiento policial habitual para conseguir el tráfico de correspondencia, si no hay consentimiento de su titular, consiste en solicitarlo al juez y este, seguidamente, entregará a los policías un oficio dirigido al responsable de la entidad postal para que proporcione a estos el listado con el tráfico en cuestión. En lo que respecta a la lectura de este listado o la apertura del sobre que lo contenga, la policía puede realizarla directamente, pues como ese contenido no tiene la consideración de secreto de las comunicaciones no hay equiparación conceptual de apertura y lectura de correspondencia.

1 comentario:

  1. La correspondencia es algo que se tiene que se tiene que cudiar y prteger ya que tiene un gran valor personal y muchas veces confidencial esperamos que se encuentren buenas soluciones

    ResponderEliminar